Seleccionar página

En este artículo te voy a contar los pasos a seguir para saber cómo descubrir tu propósito de vida, ¿y qué es eso, me preguntarás? Pues se trata de descubrir aquellas habilidades que son innatas en ti, aquellas cosas que se te dan mejor que a cualquier otra persona, podríamos decir que son dones que siempre han estado contigo y que debes saber reconocerlos para sacarles el máximo partido.

Antes de comenzar quiero comentarte algo…Cierto es que vivimos en un mundo que es cada vez más competitivo y en el que muchas personas gracias a Internet, redes sociales (regalo) se dan a conocer, y son más cada vez los que muestran su escaparate para mostrar lo que ofrecen, sus habilidades, productos, formaciones etc..

Irremediablemente todo esto conlleva implícito la comparación de los talentos de unos con los de otros y desencadena ese sentimiento de inseguridad personal al hacer siempre estas comparativas. Si te encuentras en este grupo tengo dos alentadores mensajes para ti.

Aquí va el primero:

“No compares tus méritos con los de otros. Que los tuyos sean grandes no depende de que los de otros sean pequeños.”

Y el segundo:

“Tus talentos no son menores, son diferentes.”

Y  dicho esto…Me queda decirte que seguramente habrás pasado por la experiencia de encontrarte en aquella situación en la que parece que alguien tiene mucho más talento que tu, sí, he dicho parece porque en realidad es así, sólo hay que reconocer que ése talento que tú ves en esa persona no es mayor que el tuyo, sino más visible.

Ten por cuenta y esto es completamente cierto, que todos los talentos que tú conoces de ti mismo son sólo una parte de todos los que en realidad tienes y esto es así porque normalmente la mayoría de ellos se encuentran ocultos, escondidos dentro de ti, latentes o dormidos y que hay que saber cómo despertarlos.

A continuación vamos a dar paso a enumerar una serie de situaciones con las que podrás identificar cual es ese pozo de petróleo o habilidad innata que está por descubrir en tu interior, para ello te propongo que hagas un viaje de autoexploración e introspección interior para obtener un resultado positivo.

Allá vamos!!

La primera sería EXPONTE, sí, y hazlo de todas las maneras posibles, esto significa que pruebes actividades diferentes, solo así activarás el detector de talento que reside en tu interior, encontrarás algunas de ésas actividades con las que te sentirás más cómodo que con otras y es por ahí por donde debes empezar a analizar. Por ponerte un ejemplo, si te gusta mucho el deporte, prueba varias disciplinas, atletismo, boxeo, salto de pértiga…y descubre en cuál de ellas estás en perfecta simbiosis con la acción y obtienes mejores resultados.

La segunda sería EL TIEMPO,  quiero decir…Cuándo llevas ésa habilidad a la práctica…¿Sientes que el tiempo se detiene? Supongo que conoces esta expresión, cuando estamos muy a gusto haciendo algo, el tiempo no existe, somos uno con nosotros mismos y toda acción realizada es perfecta. Éste es un signo inequívoco de que la tarea que estamos desarrollando es muy especial para nosotros y que podríamos estar días haciéndola mientras otras personas se cansarían pasados unos minutos.

La tercera sería DISFRUTAR, cierto es que de todas las opciones que probemos, con unas nos sentiremos mejor que con otras, unas no nos gustarán en absoluto y por otras sentiremos verdadera pasión y disfrute, pero para descubrirlo realmente sólo debes hacerte una pregunta: ¿Podrías hacerlo sin cobrar? Si tu respuesta es un rotundo sí, enhorabuena!! Acabas de encontrar una de tus pasiones.

La cuarta sería COMPARACIÓN, puede darse la situación de no detectar tu talento al realizar una actividad, no porque pienses que en esa área no seas bueno sino porque no sepas que la mayoría de las personas en ésa actividad tendrían pésimos resultados. Sucede que desempeñamos tan magistralmente una habilidad que no nos damos cuenta de que es una habilidad innata sino que lo consideramos algo completamente natural y la verdad es que para el resto del mundo es increíblemente arduo o difícil.

La quinta sería MEMORIA, con esto quiero decir que si has encontrado uno de esos talentos que te hacen único lo que has de hacer es empezar a recordar tu niñez o infancia y comprobar si existieron momentos en los que ya despuntabas en ese campo, si los encuentras, sería la confirmación absoluta de haber encontrado tu pozo de petróleo.

La sexta sería PREGUNTAR, vamos a suponer que no encontramos esa habilidad que nos hace únicos por nosotros mismos. Lo que debemos hacer es preguntar, si sí, preguntar a otras personas que nos conozcan bien, si nos tuviesen que encasillar en un área o enumerar habilidades que destaquemos…¿Cuáles serían?

Muchas veces las personas que están a nuestro alrededor pueden llegar a ver más cosas de nosotros que nosotros mismos.

Y por último y no menos importante es LA UTILIDAD, debemos hacernos la pregunta de si el campo en el que somos unos fenómenos va a ser útil para algo o alguien, para el mundo o de lo contrario no podemos darle utilidad ninguna. Hemos de encontrar que sea útil en la medida que sea posible y así convertirlo en tu forma de vida, ¿Porqué?

“Porque en la vida sólo hay dos opciones: Trabajar por aquello que te apasiona a ti, o que seas tú el que trabaje por aquello que apasiona a otro.”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies